martes, 11 de octubre de 2011

Entrega de Certificados del Curso Avanzado de Catalogación MARC21 y Clasificación Dewey

Parte de los alumnos mostrando sus certificados
En la Biblioteca del Centro Cultural de España en Santo Domingo asumen la clausura de un curso como una extensión de la actividad formativa, como un acontecimiento profesional y una oportunidad de compartir socialmente. La entrega de certificados del Curso de Organización y Gestión de la Información con Catalogación MARC 21 y Clasificación Dewey fue una muestra de ello. La agenda del encuentro tuvo varios puntos que son comentados a continuación. Se inició con la propuesta de reunirse cada mes para discutir asuntos profesionales relacionados con catalogación y demás temas del día a día de la profesión bibliotecaria. En ese sentido, se decidió que se volverían a encontrar el sábado 29 de octubre para analizar la Declaración de Principios Internacionales de Catalogación. Este es el primer paso en el estudio de los fundamentos conceptuales del control documental que lidera IFLA y que está siendo asumido en todo el mundo.
Se dejó abierta la intención de organizar para el verano de 2012 un primer encuentro dominicano de catalogación. Belka del Villar, en representación de la Fundación para el Desarrollo de las Bibliotecas Dominicanas, explicó que desde Fundebido habían decidido trabajar en un proyecto similar. Por lo que se acordó aunar esfuerzos para organizar el evento.
Otra idea que se debatió fue la de tener una plataforma virtual para difundir las actividades del grupo, discutir entre sus miembros y con otros colegas asuntos de la cotidianidad profesional y comunicar eventos profesionales locales e internacionales. Se sugirió el uso de este mismo blog, Quehacerbibliotecario, para esos fines reforzándolo con otras herramientas de la Web social para hacerlo más eficiente y efectivo así como para ampliar su alcance.
Luego de esas primeras discusiones se introdujo la proyección de la videoconferencia "RDA: antecedentes y aspectos de su implementación" que la Dra. Bárbara Tillet, Jefa de la Division de Políticas y Estándares de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, difundió desde la Library of Congress en agosto de 2009. Entre los temas que dieron forma a la disertación encontramos que: Destaca cómo en sus momentos "IFLA ha marcado el ritmo en el área del control bibliográfico", primero en 1961 con los Principios de París, luego a final de los 60 con las ISBD, a final de los 90 y primer lustro del siglo XXI con las FRBR y demás componentes de su modelo conceptual, en 2007 con las ISBD consolidadas y en 2009 con la Declaración de Principios Internacionales de Catalogación. En ellos identifica como prioritarias las Tareas de los Usuarios así como la importancia del modelo Entidades, Relaciones y Atributos como vehículos para facilitarle la vida a los usuarios en sus tareas de encontrar, identificar, seleccionar y obtener la información que necesitan.
  • El universo de la información. En el que repasa el universo bibliográfico haciendo un símil entre el universo sideral y los fondos bibliotecarios. Compara cómo ambos están en constante expansión y compuestos por múltiples tipos de objetos con formas y características particulares.
  • Como describen las bibliotecas los recursos para satisfacción de los usuarios. En esta parte analiza cómo las normas catalográficas y los sistemas de automatización empleados para describir los recursos y armar nuestros catálogos están desfasados con relación a los hábitos de nuestros usuarios y las características de los nuevos recursos documentales. Lo cual se constituye en parte de la base para desarrollar nuevas pautas que potencien la utilidad de los catálogos en línea en el entorno digital. Para aclarar mejor sus planteamientos explica los principales datos que de cada ítem son vertidos en los registros catalográficos y explora la historia de las reglas de catalogación, ubicando el origen de la tradición angloamericana en 1841 con las 91 reglas de Antonio Panizzi creadas para el Museo Británico. Comenta sobre la importancia que tuvieron en su momento los Principios de París y la aparición de las RAAC2 y de cómo a ésta le ha llegado el momento del retiro.
  • Aplicación de FRBR en RDA. Explica la Dra. Tillet que el modelo conceptual de los "Requisitos Funcionales para los Registros Bibliográficos es incorporado en RDA" porque "fortalece los objetivos básicos de los catálogos y destaca la importancia de las relaciones bibliográficas" Amplía diciendo que esto ayuda al usuario a llegar a la información deseada. Integra además un nuevo juego de datos, los "atributos", que son "mandatorios para todo registro bibliográfico creado a nivel nacional y forman parte de los elementos núcleos esenciales de la descripción bibliográfica y para el acceso". En ese sentido, "RDA combina el modelo conceptual de FRBR y los Principios Internacionales de Catalogación para otorgarnos la fundamentación intelectual para formar el criterio del catalogador y un mejor sistema para el futuro".
RDA es un código de catalogación diseñado para el mundo digital, reflejo de la tecnología actual así como de la variedad de materiales actualmente disponibles. Su meta es mejorar la manera en que catalogamos para aprovechar las ventajas de la nube digital para estar al alcance de quienes utilizan la computadora para acceder a los abundantes metadatos que los bibiotecarios proveemos diariamente. RDA reconoce que la descripción bibliográfica tiene valor más allá de cada biblioteca que los produce o contiene. Uno de sus más significativos cambios es abandonar la organización por clases de materiales por la identificación de los elementos (atributos) necesarios para describir los recursos (entidades).
  • Implementación de RDA. En su alocución destacó las principales características de RDA que tienen al usuario y su satisfacción como su razón de ser. Presentó un diagrama con la estructura general actual de RDA conformada por una Introducción general, luego las instrucciones (ya no se habla de reglas) para que se comience a describir la manifestación, luego la obra y luego la expresión que se tiene. También provee las instrucciones para identificar y representar correctamente las personas, familias, entidades corporativas y lugares. Además hay secciones aún sin texto para identificar y describir conceptos, objetos y eventos. Contiene todos los elementos necesarios para describir cualquier tipo de entidad y los capítulos para construir las relaciones entre las entidades. Continúa con los apéndices donde se instruye sobre el uso de mayúsculas, abreviaturas, artículos iniciales, la presentación y visualización de datos descriptivos de registros creados bajo RDA usando el formato ISBD, el formato MARC y algunos mapeos entre MARC y los elementos de RDA. Como novedad integra instrucciones para construir los registros de autoridad. En los apéndices también se integran los designadores para las relaciones así como cuál es el rol que las personas o entidades corporativas tienen en relación con las obras, expresiones, manifestaciones y los ejemplares. Finalmente habrá un glosario y un índice.
  • RDA será una herramienta Web disponible en la "nube", que se integrará a los sistemas integrados de gestión bibliotecaria. Para su explotación, los desarrolladores y proveedores de los SIGB deberán programar y configurar las plantillas de entrada de datos para la catalogación, los flujos de tareas para catalogar e importar, exportar y validar los registros anteriores a RDA así como los nuevos índices con los nuevos elementos de datos. Habrá necesariamente cambios en el formato MARC, nuevos campos (336 Tipo de Contenido, 337 Tipo de Medio y 338 Tipo de Soporte, entre otros) y subcampos para acoger los nuevos elementos RDA. También habrá cambios en la visualización de la información, lo que ha de transformar los OPACs. Trae una nueva terminología que abandona términos tradicionales ideados para los catálogos impresos. En el portal del Comité de RDA existen recursos para la capacitación que pueden ser consultados. Disponen de suscripción para el acceso a la capacitación y otros eventos. Existe un cronograma de trabajo que no se ha cumplido en las fechas y del cual estamos esperando aún el informe. Al final de la videoconferencia se dedicaron unos minutos a exteriorizar opiniones, dudas, temores y esperanzas con respecto del nuevo código, su aceptación o no, su implementación o no. El tiempo del que disponemos para capacitarnos y, sobre todo, cómo repercutirá en los presupuestos de nuestras unidades de información. Esas quejas refuerzan la necesidad de que nos reunamos, compartamos experiencias y discutamos los problemas comunes. Pues si el futuro de la Web se basa en la "nube", el de las bibliotecas está en el trabajo cooperativo.
    Como se esperaba, se entregaron los certificados del curso. Cada uno de ellos acompañado del disco contenedor de los documentos de apoyo y otros recursos facilitados por los profesores Rosario Valencia de Pinzón y Alfredo Luis Meléndez de la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada